martes, 24 de noviembre de 2009

Soneto


Trigal con amapolas y alondras, Vincent Van Gogh


A María Alicia

Ella soñaba estrellas e infinitos
Todo su nombre parecía mar
Ella divagaba con un gran cantar
y tal vez un cielo lleno de aerolitos.

Ella es tal vez la rosa silenciosa
de ese jardín difuminado en luz
Ella es el nombre, luna llena, cruz
ella es mañana, tenue y presurosa.

Tal vez este soneto no refleja
la música de labios y su boca
Tal vez este soneto es lejanía.

Tal vez el cielo negro se despeja
Tal vez alguna alondra me provoca
a reescribir en paz mi poesía.

Oscar Aguilera

3 comentarios:

Gitón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cale dijo...

precioso!!

elisa...lichazul dijo...

excelente trabajo poético
Felicitaciones

ojalá retomes el hábito del blogger

un besito de luz